Autos usados Iztacalco

El adquirir un auto nuevo es una de las cosas a las que muchas personas aspiran y que cuando se realiza, llena de una emoción indescriptible aún y cuando se adquiera en los autos usados iztacalco o en cualquier otro lugar y no sea uno nuevo. Sobre todo, llena de satisfacción si es fruto del esfuerzo de tu trabajo.

Al mismo tiempo, debes de ser muy cuidadoso al momento de elegir el mejor pues al ser un auto usado ya bien con un desgaste por lo que hay que tomar previsiones. A continuación, te presento algunos consejos que deberás tomar en cuenta a la hora de comprar un automóvil.

Evitar los grandes lotes

Los grandes lotes de compra – venta de autos deben de ser evitados, aún más aléjate de los coyotes pues su objetivo es vender un auto en el estado en que se encuentre y de cualquier manera, por lo que difícilmente enumerarán los problemas del vehículo.

Identificar a un coyote es muy sencillo, pues generalmente ellos te buscan apenas llegues ya estarán encima de ti preguntando si vendes o compras. Ante ello, se recomienda acudir con particularidades o agencias de autos seminuevos que ofrecen garantía por escrito o lotes que estén avalados.

Checa tu presupuesto

Vale la pena sentarnos y pensar cuál es el rango de precios y tipo de automóvil que buscamos sin olvidar que podrían aparecer algunos problemas o le quieras realizar algunos ajustes. En muchas ocasiones, se pretende gastar todo el dinero en los autos más lujosos y deportivos como un BMW sin saber que la marca podría vender las refacciones a precios muy elevados.

No es una decisión precipitada

Debes pensar con la cabeza fría, pues aunque pienses que has encontrado el vehículo de tus sueños debes de concentrarte en puntos también muy importantes. Sobre todo, date el tiempo para que verifiques que el automóvil no presente problemas legales aún y cuando el dueño te haya presentado la documentación en regla.

Recuerda que una hoja de reporte de robo se actualiza cada 24 horas después de una denuncia, así como revisar el estatus de las posibles multas de tránsito, verificaciones y pago de tenencia en línea.

Factores a revisar

El primer factor en el que siempre nos fijamos es el estado de la carrocería; es normal, bien dicen que de la vista nace el amor, y si el exterior nos atrajo será el primer punto para inspeccionar el resto del vehículo. Un indicativo de que el vehículo ha sufrido percances es la pintura mal trabajada. Checar a contraluz que no haya cambios de tonalidad en distintas zonas del vehículo.

Revisar que el auto no esté descuadrado. Checa los espacios que hay entre cada lado de la fascia y la salpicadera. Cuando éstos son diferentes es prueba inequívoca que el auto cuenta con un golpe reparado, que posiblemente descuadró (aunque sea poco) el alma y fue enderezado.

La revisión mecánica nunca debe faltar; pero aún sin ser expertos podemos detectar problemas de la siguiente manera. Al encender un automóvil por la mañana, este expedirá vapor de agua por el escape de manera normal; sin embargo, los gases por el escape cuando el auto ya está caliente no son un buen signo.

A la hora de vender un auto usado

Por orto lado, si eres tu quien vende los autos usados debes tomar las siguientes precauciones:

  • Recuerda entregar los comprobantes de pago del Impuesto sobre Tenencia de los últimos cinco años y el vigente.
  • Si extraviaste algún comprobante de pago de tenencia, solicita certificación de éste en cualquiera de las 22 Administraciones Tributarias de la Secretaría de Finanzas o Centros de Servicio de la Tesorería de la Ciudad de México. O a través del portal de la Secretaría de Finanzas www.finanzas.df.gob.mx.
  • Asegúrate que el adquirente realice el trámite de cambio de propietario en las Oficinas de Control Vehicular de la Dirección General de Regulación al Transporte, no basta con firmar una carta de compra-venta como responsiva, cediendo los derechos o adquiriéndolos.
  • En caso que desees dar de baja las placas y la tarjeta de circulación que está a tu nombre, tramita un permiso provisional por 30 días, a efecto de que el actual propietario reemplaque el vehículo.